Probamos Google Music y estas son nuestras impresiones

Google Music es un nuevo servicio de Google que permite guardar tu colección musical en línea para que tengas acceso a ella desde cualquier computador, tus celulares o tablets Android, u otros dispositivos que cuenten con conexión a Internet y soporte de Flash. Y que gracias a “la nube” todo quede sincronizado sin que hagas mayor esfuerzo. Me llegó la invitación después de haberla pedido hace varias semanas atrás en music.google.com. A diferencia de otros servicios Google en beta, esta es la única forma de acceder al mismo por el momento.

El proceso para integrase a Google Music es muy sencillo y no hay muchos pasos que tomar para empezar a escuchar música. Por el momento tengo entendido que no hay límite de espacio como en otros servicios, sino más bien límite de cantidad de archivos. El límite actual es de 20,000 canciones, nada mal en lo absoluto. Mientras esté en periodo de prueba el servicio es totalmente gratuito, pero en un futuro Google piensa introducir varios planes con tarifas, aparte de una oferta gratuita aún no determinada. Se supone que Google Music está creado para que subas tu colección legal de música, y el mismo servicio te lo recuerda cuando entras por primera vez.

Estas son algunas de sus características:

Music Manager: Esta pequeña aplicación será la encargada de subir tu colección personal a la nube y de mantenerla actualizada, por lo cual debes instalarla en la PC donde tengas tu música. Puedes escoger en ella de donde obtener tu colección musical (iTunes, Windows Media, o un folder específico), he incluso cuanto ancho de banda debe ocupar al subir música, para que al tu hacer otras cosas no se ponga todo muy lento mientras esté trabajando.

Music Player: Esta aplicación en línea es donde puedes tanto escuchar tu colección musical como también editar ciertas cosas como los tags de los archivos, sus portadas de álbum, y manejar los playlists. La interfaz del music player es bastante limpia y amigable al usuario, similar a programas como iTunes. Como buen servicio de Google, tiene un buscador en la parte de arriba donde instantáneamente puedes encontrar cualquier tema, playlist, álbum o lo que sea en tu colección. Google Music no tiene cliente para escritorio, todo lo manejas desde un browser.

Escuchar música desde el servicio es lo mismo que escucharías si estuviera en tu computador. Dependiendo de la calidad en la que subas los archivos, así mismo de bien (o mal) serán reproducidos por el servicio. Google Music sólo soporta formatos aac, mp3 y wma y hasta un bitrate de 320kbps. El formato ideal, en mi opinión, son .aac de 256kbps: no son tan pesados y suenan muy bien.

Android App: No he tenido la oportunidad de probar la aplicación para Android así que no diré mucho al respecto, pero tengo entendido que la intención de la misma es que tengas full acceso a tu colección en cualquier parte donde tengas conexión a la red, y si no cuentas con una, igual tienes opción de reproducir la música que hallas escogido para sincronizar, y/o que hallas escuchado recientemente que esté guardada en el cache.

Durante mi semana de prueba se encontraron varios fallos como problemas de buffer y de sincronización, que para el fin de semana se habían arreglado. Así mismo en base a lo que he leído en Internet se han ido arreglando varios errores y agregando ciertas funciones. Estoy seguro que cuando Google Music salga formalmente al público será una oferta bastante sólida y tendrá planes competitivos, pero hay que ver cuántos estarán dispuestos a pagar sólo por el beneficio de evitarse el engorroso proceso de estar pasando archivos con cables y USBs entre computadores, celulares, tablets, etc. y también si su oferta vale la pena en contra de ofertas de otros gigantes como Amazon y Apple, además de otros servicios de music streaming como Grooveshark y Spotify. Por lo menos en mi caso, yo si lo pudiera considerar. Sólo me faltaría ver cómo funciona todo con el Android app y si los planes tendrán precios aceptables.

Rodney Smith

Deja un comentario